La maravillosa leyenda del hilo rojo

By | 7 Julio, 2017

El destino, ha decidido qué sucederá con nosotros desde el momento en que nacemos. Nuestras vidas fluyen en una especie de río, que está orientado hacia un lugar específico. Como un hilo, o mejor dicho como la la maravillosa leyenda del hilo rojo.

La cultura asiática es sorprendente. Está llena de reflexiones e historias espectaculares, que desafían nuestra perspectiva del mundo, y de nosotros mismos. Existe, en esta cultura, una leyenda que narra la existencia de un hilo rojo atado a nuestra mano, y que nos conecta con alguien más. Esta otra persona, está también atada por un hilo en su mano, y curiosamente es la otra punta del hilo que está sujeta a la nuestra.

La maravillosa leyenda del hilo rojo

El destino te unirá a alguien cuyo destino, eres tú.

De esta manera, la leyenda representa la conexión existente entre dos almas gemelas. Sin importar cuán separadas estén, siempre terminarán juntas.

 La conexión con nuestra alma gemela

La maravillosa leyenda del hilo rojo, nos dice que existió un poderoso emperador, dueño de un enorme reino. Sus súbditos, le habían informado de la existencia de una bruja capaz de ver el hilo rojo del destino. Al enterarse de ello, el emperador exigió que la bruja fuese llevada ante su presencia para comprobar tal rumor. Una vez que ésta es traída, se presenta servicial, ante el emperador; quien le exige que siga el trayecto de su hilo rojo, hasta llevarlo con quien debería ser su esposa.

La bruja revela el destino del Emperador

Obediente a la orden de su soberano gobernante, la bruja siguió durante varios días el curso del hilo rojo del emperador. Luego de buscar y buscar, el fin del mismo se hallaba en una vieja provincia. Junto al final del hilo, se hallaba una humilde campesina, que ofrecía los productos extraídos de la tierra con sus manos, al tiempo que cargaba en sus brazos a una bebé recién nacida. Entonces, la bruja, señalando en dirección de la campesina le dijo “he allí a tu esposa”.

La maravillosa leyenda del hilo rojo

El emperador, incrédulo de las palabras de la bruja, actuó con furia

El emperador, al sentirse burlado por las palabras de la bruja, enfureció. Golpeó con fuerza a la campesina, a quien creía cómplice de quien intentaba burlarse de él. Haciendo que al ésta caer, la pequeña niña se golpeara fuertemente la frente, donde se hizo una gran herida. Posteriormente, cegado por su ira, ordenó que la bruja fuese capturada y decapitada.

Con el pasar del tiempo, el emperador olvidó el asunto de la bruja y su engaño sobre el destino. Habiendo llegado ya a la víspera de su madurez, decidió que era prudente casarse cuanto antes. Sus consejeros le recomendaron tomar como esposa a la hija del más fuerte de sus generales, para asegurar un linaje poderoso; El emperador aceptó.

la sorpresa del Emperador

Tiempo después, habiendo sido acordada la boda, llegó el día de la ceremonia. La novia llegó ante la presencia de su marido vistiendo un hermoso vestido de seda, y adornos de jade. Entonces, el emperador se dispuso a ver el rostro de su nueva esposa, y al quitar el velo, descubrió que ésta poseía una muy peculiar cicatriz en su frente.

Nuestras vidas están unidas

Esta leyenda, nos enseña que estamos marcados desde siempre, nuestro destino está al lado de alguien más. Y sin importar dónde estemos o lo que hagamos, tarde o temprano nos conseguiremos con ésa alma gemela. Nuestro hilo rojo nos llevará junto a alguien que está destinado a encontrarse con nosotros.

Tú, estas atado a alguien más, alguien que nació para estar contigo, y que puede estar en cualquier lugar del mundo. Pero no te apures, no se irá pues ambos están unidos por La maravillosa leyenda del hilo rojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *